El Salario Mínimo Interprofesional, también conocido como “sueldo mínimo” es la cantidad mínima que un trabajador puede recibir por realizar su trabajo, es decir, lo mínimo que una empresa o autónomo puede pagarle a sus empleados. El SMI suele determinar cuál es el salario mínimo que debe recibir una persona que trabaja 40 horas semanales (900€ mensuales en 2019) y cobra 14 pagas. Pero también limita la cantidad que debe cobrar un empleado que solo trabaja media jornada o por horas.

El salario mínimo se suele actualizar de forma anual, aunque unas veces las subidas son más importantes que otras y, por lo tanto, tienen mayores efectos. Una de las mayores noticias que pueden recibir los trabajadores es la subida del Salario Mínimo. Sin embargo, nunca llueve a gusto de todos, y parece que su aumento no parece una buena idea para todo el mundo. Por ello, vamos a analizar cuáles son las consecuencias que produce el aumento del Salario Mínimo Interprofesional, ya sea para los trabajadores, para las empresas o para la economía.

¿Si sube el salario mínimo sube mi sueldo?

Depende.

¿Estás cobrando el salario mínimo en la actualidad? Entonces sí, tu salario aumentará de forma automática hasta el nuevo límite marcado. Si, por ejemplo, antes el Salario Mínimo Interprofesional era de 750 y tu salario es de 780. En caso de que suba hasta 850€, tu salario pasará a ser de 850€.

¿Qué ocurre si cobro más que el salario mínimo? Si el salario mínimo sube hasta 850€ y tu estabas cobrando 1000€ es probable que tu sueldo no se vea aumentado. Sin embargo, también cabe la posibilidad de que, al aumentar el salario mínimo, tu remuneración puede incluirse en los sueldos más bajos del país, y el empresario decida aumentar tu salario para valorar tu trabajo y no veas la necesidad de cambiar de trabajo.

De esta forma, podemos decir que si tu salario está por debajo del nuevo salario mínimo se aumentará de forma automática, pero en caso contrario el empresario no tiene la obligación de hacerlo.

¿Cómo afecta la subida del Salario a la economía?

Pues como siempre, depende.

En este caso depende de a quién le preguntes. Por ejemplo, no será lo mismo preguntarle a un trabajador que ha visto aumentada su remuneración que una empresa que tiene que pagar un 10% más en salarios. Por ello, vamos a intentar ver cuáles son los diferentes escenarios que se pueden dar según las circunstancias.

Una de las ventajas que ofrece el aumento del SMI es la mejora del poder adquisitivo de los clases económicas más bajas. Esto ayuda a que se mejore el flujo de la economía y se genere un cierto dinamismo, ya que las personas que tienes mejores salarios poseen más dinero para consumir y, por ello, aumenta la demanda de productos. Esto aumenta los beneficios de las empresas que pueden realizar mayores inversiones y fomentar el empleo. Así se desarrolla el ciclo económico que mejora la economía de un país.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que el aumento de los salarios y la demanda de productos también puede aumentar la inflación, es decir, el aumento de los precios y del coste de vida de las personas de un territorio. Por ello, si la inflación aumenta por encima de la subida de los salarios mínimos, los trabajadores verán reducida su capacidad adquisitiva y se encontrarán en una situación más desfavorable. Es por que es necesario controlar la inflación desde las instituciones económicas y los gobiernos competentes.

Además, para algunas empresas la subida del Salario Mínimo puede suponer un aumento de los costes de su organización y, en caso de ser una subida muy pronunciada o encontrarse en una situación delicada, puede llevar a un desajuste empresarial crítico para la compañía. Y es aquí cuando se producen los peores efectos de la subida del SMI. Por ejemplo, las empresas pueden realizar despidos de algunos de sus empleados o se pueden producir situaciones de subempleo, es decir, personas que trabajan menos horas de las que desean, debido a la reducción de horas para reducir costes.

Para muchas personas, es criticable que una empresa no pueda pagar una subida del Salario Mínimo Interprofesional, debido a que si no puede pagar las remuneraciones más bajas se traduce en que la empresa no funciona muy bien, o que los ingresos no están destinándose a pagar salarios. Otra consecuencia, en este caso ilegal, es la sustitución de trabajadores de una empresa por falsos autónomos, para conseguir rebajar los costes de los trabajadores.

Ahora ya conocemos cuáles son los efectos y consecuencias de las subidas del Salario Mínimo Interprofesional. Como ves, son muchas las opiniones y situaciones que se pueden dar, aunque algunos son debatibles. Por ello, es necesario tenerlas en cuenta para valorar las decisiones que se tomen en cada momento dentro de una economía concreta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí